"Supervivientes 3.0" - El Marketing online en nuestras vidas.

19 Febrero 2015
(0 votos)

Esta nota nos gustó mucho, y nos pareció bueno publicarla porque sabemos que te va a motivar y te va a ayudar a ver las campañas de marketing online con otros ojos.

Te dejamos con Diana

Antes de nada, dar las gracias a todos los que me votasteis e hicisteis realidad uno de mis sueños: dejarme ayudar a gente en situaciones límite con mis palabras, cómo otros me ayudaron a mí en su momento.

También agradecer la labor de todos los voluntarios que hay por el mundo.

Los voluntarios pensamos que el mundo se puede mejorar, pero que el cambio empieza por cada uno de nosotros.

Dicho esto, me presentaré: Soy Diana Martin i Gamisans y, preparando la ponencia como ROOKIE del SOCIALMEDIACARE 2014, me dí cuenta que llevo toda mi vida vendiendo, toda mi vida, haciendo márqueting: dando una clase de esquí, estoy vendiendo mis servicios; trabajando en un banco, estoy vendiendo los productos de la entidad financiera a los clientes y, cómo gestora, soy en punto donde convergen los intereses de las dos partes (o como mínimo, eso se intenta), haciendo campañas de márketing para una empresa, o bien estoy haciendo branding, es decir, vendiendo su imagen, o bien estoy haciendo campañas sobre un producto concreto para aumentar sus ventas u organizando eventos para atraer o premiar los clientes (que quiero que compren o que ya han comprado).

Titulé mi charla en el Social Media Care “Supervivientes 3.0” ya que hoy día, a parte de tener los medios tradicionales para pedir ayuda cuando estás en una situación complicada y no sabes cómo superarla, ir al vecino y pedirle personalmente ayuda, coger el teléfono y hacer una llamada, también tienes la posibilidad de hacerlo vía mail, vía chat, vía app, … y, como ejemplo, la Fundación AnaBella, que ha sacado una app para poder ayudar a mujeres maltratadas.

Hoy día, con una app, se salvan vidas!

Para poneros un ejemplo, os explicaré la historia de María:

María era una profesional reconocida por sus superiores y compañeros que un buen día conoce al hombre que toda mujer sueña, pero resultó que ese hombre era un maltratador psicológico profesional (dejadme que le ponga un poco de humor al tema, porque es muy duro).

María lo dejó todo y se fue a vivir a un pequeño país con su hijo y su nueva pareja.

Pasado un tiempo, María dejó su trabajo bien pagado en una entidad financiera y montó una empresa a partes iguales con el hombre de sus sueños.

Al cabo de poco, María, puso su participación en la empresa, el coche, … todo. a nombre de él.

Resultado: cuando él lo tuvo todo, se buscó a otra y echó a María de la empresa.

María se encontró de sopetón sin nada en un país que no era el suyo, pero sí el de su ex pareja, sin trabajo, sin ingresos, sin empresa, sin coche y con un niño.

El elemento no tuvo suficiente con todo esto, que fué a por ella profesionalmente, difamándola e injuriándola.

Imaginaos el contexto: país pequeño , sector micro como el del audiovisual y la comunicación.

¿Quien iba a contratar a alguien de quién lo más bonito que dicen es que ha robado en su propia empresa, que es una follonera, que es una tía problemática?

¿Quién iba a dar trabajo a María? Respuesta: Nadie.

El futuro de María, no era negro: era negro oscuro.

María en su estado de shock, (ella me explicaba que, viendo el programa de Viajando con Chester de Risto Mejide, dónde salía la mujer superviviente del tsunami de hace unos años en Asia, se sentía completamente identificada con ella, pero me decía: imagínate cuando el tsunami que arrasa tu vida, no es una ola gigante provocada por un fenómeno natural, si no que es un tsunami provocado por alguien de forma intencionada para arrasar con toda tu vida y la de tu hijo, imagínate psicológicamente cómo tiene que ser eso) tuvo un momento de lucidez y montó una campaña de email marketing:

Buscó su público objetivo: toda la gente del mundo de la comunicación y el audiviovisual al que su pareja hubiera criticado alguna vez, ya que pensó que a estos, no va a ir a hablar de ella. Creó un mensaje claro y escueto que decía algo como “me han echado de mi empresa sin ninguna explicación. Estoy buscando trabajo” y adjuntaba el currículum.

A los que no encontró en la agenda, los buscó en facebook, linkedin, … y lo mismo: mensaje claro y conciso y currículum.

¿Qué pasó?

Pues pasó que María empezo a recibir inputs positivos sobre su profesionalidad, pasó que empezó a recibir palabras bonitas, frases de apoyo, frases que se transformaron en conversaciones vía chat durante días e, incluso, alguna, se convirtió en amistad.

Las redes sociales, salvaron la vida de María.

¿Qué ocurrió? María, en un momento dado, reaccionó, y lo hizo gracias a su resiliencia, a esa capacidad que tenemos todos de superar los malos momentos, la capacidad de afrontar situaciones límite.

Esa acción, esa ACTITUD, es lo que nos permite lograr el éxito, lo que nos permite conseguir nuestro objetivo.

Porque la ACTITUD, lo es TODO en la vida, TODO, con mayúsculas y bien grandes.

Puedo tener APTITUDES para la danza, pero si me da pánico subirme a un escenario, seré un fantástica bailarina, ¡Pero en el salón de casa! Por muchas APTITUDES que tenga.

Si estoy predispuesta genéticamente para el baile pero mi APTITUD es la de “hoy no voy a entrenar porque llueve, mañana tampoco iré porque tengo una cena”, por muchas APTITUDES que tenga, será difícil que logre tener éxito.

En cambio, otra persona que a priori no lo tenga tan fácil, pero tenga la ACTITUD, el tesón, la fuerza interior, las ganas y la motivación por lograr su sueño, seguro que lo va a conseguir.

Las casualidades, no existen. Todo tiene un porqué, y ese porqué es la ACTITUD.

Me hace mucha gracia cuando oigo “esa, tiene una suerte”. No, no. Perdona. No tiene suerte, es que se lo curra. Mientras yo estoy andando por la montaña, ella, está estudiando. Mientras tú estás haciendo birrillas en el bar, ella, está trabajando.

Porque, para que los sueños se cumplan, tienen que pasar 3 cosas:

1- Tienes que estar vivo (obvio, ¿no?), pero no sólo literalmente, si no vivo de sentimiento, de ser capaz de ilusionarte, ¡de sentir!

2- Tienes que creer en tus sueños. Si tú no crees, quién los va a hacer realidad? Enloquece (con sentido común, eso sí), y envía tus miedos a paseo, sal de tu zona de confort y dirígete hacia tus sueños.

3- Visualízalos. Cuando grababa el vídeo para presentarme a rookie del Social Media Care 2014, me veía encima del escenario! Oía en mi cabeza la charla, estaba viviendo el 4 de diciembre del 2014, 45 días antes!.

¡Haz de tú vida, la mejor campaña de márketing que nunca hayas soñado!

Busca un objetivo, planifica, busca las estrategias y, ¡A por él!

Es mejor morir viviendo, que vivir muriendo.

Es mejor una vida en colores, con altos y bajos, sentir, llorar, reir, … y, cuando estés en un momento que creas que no puedes superar, que lo veas todo negro, coge toda esa negatividad, rasca un poco y encuentra la parte positiva, crecerás como persona.

La experiencia negativa, te reforzará psicológicamente y serás más fuerte de lo nunca habías sido. ¡Nadie te va a poder parar!

¿Y tú? ¿Qué escoges? ¿Una vida en colores o un encefalograma plano?

 


Artículo publicado por Diana Martin. Todos los agradecimientos a ella.

Versión original: http://blog.mailrelay.com/es/2014/12/18/supervivientes-3-0?utm_source=mailing958&utm_medium=email&utm_campaign=blogMailrelayRSS#

Visto 2251 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Contacto

 
Oficina: Av. España 1342 Piso 11 Ofic. 1 y 2. Mendoza, Argentina. CP 5500.

Tel. Fijo: +54 2614231136

Celular: +54 9 2613056915
 
 
Email: info@asat-consulting.com

Boletín Informativo

Intro Text

Post Text

Información Legal